En Hennley hemos decidido como norma corporativa que nuestros trabajadores no trabajen en sus respectivos cumpleaños. Siendo pretenciosos lo hemos llamado “la primera ley Hennley”, y nos gustaría sentar un precedente para cualquier empresa en un futuro no muy lejano, aunque sabemos que eso es una quimera. Pero como siempre decimos aquí… En Hennley todo es posible.

De esta forma Hennley demuestra su compromiso para quienes trabajen con nosotros, que estén orgullosos de trabajar, o colaborar, en Hennley, y para que cada vez más sea posible eso que dicen de… “Son como mi segunda familia”

Tom Hennley Coy (fundador y presidente)