Hennley gana el concurso de diseño de cartel de la "XIV Semana de la Aeronáutica y del Espacio" organizada por el Círculo

Aeronáutico Jesús F. Duro

Una muestra más del diseño al servicio de la creatividad. La semana tuvo lugar del 29 de mayo al 3 de junio en La Felguera

El Departamento Editorial se inaugura oficialmente con la primera edición de la primera parte de una trilogía SU. Escrito, maquetado, diseñado e ilustrado porTom Hennley Coy

Fue entrevistado por Patxi Arotegui paara el periódico “Deia”

Nuestra experiencia nos avala. En todos estos años Hennley ha tenido la oportunidad de trabajar con una gran diversidad de clientes, desde escultores de renombre hasta ayuntamientos o empresas privadas

En 2016 trabajamos con el escultor Jesus Lizaso (Barakaldo, 1961), especializado en escultura pública y urbana. Fue en la inauguración de la exposición “RE FLEXION” en la Sala Rekalde donde se presentó una creación audiovisual sobre el artista basauritarra, el diseño y maquinación de un libro autobiográfico, que acompaño su exposición durante tres meses

El vídeo, de 7 minutos de duración, muestra de manera cercana tanto el proceso de elaboración de algunas de sus obras a través de la plasticidad de la arcilla. Dicho artista junto con Tom Hennley crearon el guión del vídeo, supervisado por uno de los más importantes en la materia, José Julián Bakedano. Lizaso emplea el barro y otros materiales para visualizar rápidamente sus ideas, y después las redimensiona en hierro, madera…

También trabajamos duramente en la maquinación de un libro autobiográfico a tres idiomas, donde se refleja toda su trayectoria artística de este gran escultor de renombre internacional. Podríamos destacar algunos de sus premios, como; En 2004 recibió el Vizcaíno de Honor por parte de la Diputación de Vizcaya. En 2006 la Insignia de Oro del Ayuntamiento de Baracaldo y en 2011 el primer premio Lorenzo el Magnifico con la medalla de oro en la Bienal de Florencia, entre muchos otros

Echamos la vista atrás y recordamos una sesión fotográfica de 17 piezas en blanco y negro que realizamos en noviembre de 2015. BLANCO/BELTZA, que así se llamaba la exposición, estuvo expuesta en la sala de exposiciones de  Sondika (Biblioteca Municipal)

Fue una sesión clásica, en B/N, con un modelo sudafricano (Juan Opong), con el cual he trabajado en más ocasiones por su forma de ser y por su increíble expresión facial

Si analizamos la sesión, podríamos distinguir una dualidad. Por un lado tendríamos fotografías de retrato, en diferentes poses, mientras que por otro lado, tendríamos partes del curerpo sobre fondo blanco, dándole más contraste si cabe

Queda muy bien reflejado el torso y su detalle en la musculatura, creando en ocasiones una sencillez y una sensualidad increíbles

Empezó siendo un proyecto de diseño más, pero vi que podía ir más lejos, hacerlo un movimiento cultural y sociológico donde cualquiera podría contribuir. A día de hoy cuenta con un gran muestrario de diferentes versiones de nuestro logotipo, un sitio de inspiración… Donde las ideas, conceptos, diseño y arte se unifican 

“En el inicio tuve un sueño de color Cián, donde las nubes de mi imaginación fueron entrelazándose para dar formas compactas. Una vez que fijaron esa forma casi voluptuosa, les fui dotando de armonía, de sonido, de movimiento. El color cambió entonces al Magenta, y vi que mi expresión se tornó en orgullo. Con la técnica adecuada descubrí el escondite del color Amarillo, y entonces todo comenzó como unas semillas que plantas orgulloso en tu jardín de las ideas

Germinaron, crecieron, y casi tocaron el cielo. Pero entonces tuve la visión de que el suelo podía dar más frutos, que en mi mente brotaban como serpientes erráticas. De ahí nacieron los otros pilares, y animado me dije que no pondría límite ni techo

El gusto por las palabras me dio el color Azul. Vi que tenían vida propia, pero eran mudas. Entonces soñé y fantaseé con un color de los objetos en movimiento, soñé con el color Verde

Extasiado contemplé mi sueño, pero vi que otros podrían también admirarlo, compartirlo. La idea del color Rojo fue creciendo lentamente como un gusano que sale de la tierra fértil. Y me dije... ¿Por qué poner límites?

Al no haber límites, los troncos se bifurcaban en más ramas de color, como si de injertos se tratase, para lograr nuevas formas de comprensión y cromatismo. Los colores se entrelazaban y florecían con fluidez. Todo se ramificó y se asentó, y entonces comprendí, que habría que poner orden y unificar sin perder la esencia, de ahí salió el último no color, el Negro, el que recoge todo y nada a la vez, ese que resume todo y sintetiza, como si de un centro cósmico se tratase, la idea original.

De esta manera comprendí que todo era simplemente posible"

Tom Hennley

  • 08/11/17

    Hennley sale como noticia en Radio Nervión

  • 30/09/17

    Mención a Tom Hennley en la revista Aikor

  • 17/09/17

    Apertura  y puesta en marcha de la web/empresa HENNLEY

  • 1
  • 2
  • 3